Mientras yo estaba fuera, nuestro nuevo órgano fue instalado.  Es un instrumento maravilloso y ayuda nuestra oración y alabanza.  Mucha gente donaba por el nuevo órgano y mucho en memoria de Harry Viola.  El domingo, 4 de febrero vamos a bendecir y dedicar el órgano en la misa de 11am.  Damos gracias a Dios por el don de Harry en nuestra comunidad especialmente con su ministerio a los enfermos. ¡Damos gracias a Dios por la oportunidad con este órgano a ayudar nuestra alabanza a Dios!

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.