A lo largo de los años, ha habido muchas preguntas sobre los funerales en cuanto a lo que es aceptable en la Iglesia Católica. Desafortunadamente, muchas de estas preguntas surgen cuando alguien está tratando de preparar un funeral para un ser querido. Entonces las cosas pueden volverse muy estresantes e inquietantes para la familia y los amigos del difunto. Una pregunta común es, ¿permite la Iglesia la cremación?  ¡Lo hace!  La Iglesia prefiere que el cuerpo esté en la Iglesia para la misa fúnebre antes de ser incinerado. Sin embargo, esto puede ser difícil si alguien muere fuera de la ciudad o fuera del estado. Así que celebramos misas fúnebres con las cenizas presentes. En el caso, donde ya se ha celebrado un funeral en otra parroquia, pero la gente quiere recordar a su ser querido que fue invocado en esta parroquia, podemos celebrar una misa conmemorativa. Una misa conmemorativa usaría lecturas fúnebres y oraciones, pero el cuerpo o las cenizas no estarían presentes. A menudo, las personas piden hacer una elogia o palabras de recuerdo. Esto no es obligatorio, pero está permitido y, por lo general, lo hacemos antes de la oración de apertura. No debe ser más de 3 minutos y debe ser revisado por el sacerdote de antemano. Típicamente, si la gente quiere un tiempo más largo para las palabras de recuerdo, la vigilia, la tumba o la reunión posterior es un lugar más apropiado para compartir estos maravillosos recuerdos.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.