La fiesta de hoy celebramos los tres magos que trajeron oro, incienso, mirra en reconocimiento a Jesús como Hijo de Dios y Salvador del mundo.  Este año nuevo traemos nuestros propios regalos al Señor.  Traemos nuestro propio persona, y las bendiciones que hemos recibido.  Es posible podemos reconocer más el papel de Jesús en nuestras vidas.  Entonces nosotros alegramos en Su nacimiento y traemos nosotros mismos como una ofrenda a Dios en acción de gracias por todo lo que tenemos.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.