Continuamos nuestro camino en Tiempo Ordinario.  Tiempo Ordinario es el mayor parte del año litúrgico con 34 semanas.  No es Adviento, Navidad, Cuaresma ni Pascua, es Tiempo Ordinario.  Llevamos vestidura verde, un color ordinario.  Entonces podemos encontrar la presencia del Señor en las cosas diarias de nuestras vidas.  Podemos aumentar nuestra relación con Dios, nuestros vecinos y a ti mismo en este tiempo ordinario.  Si empezó una práctica en adviento es posible a continuar ahora como una práctica normal u ordinaria.  Ahora es posible que nuestras prácticas den fruto ahora en este tiempo ordinario.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.