A principios de este verano, nos embarcamos en una iniciativa de recaudación de fondos diferente, y la llamamos nuestro Beneficio de verano.  A un comité de feligreses se les ocurrieron algunas ideas variadas y se propuso hacerlas funcionar.  Si bien nuestra venta de Big Yard no despegó este año ni tampoco un evento comunitario para toda la parroquia, el comité está trabajando arduamente para mirar hacia el futuro.  ¡Ahora que tenemos tiempo para planificar para el próximo año!  Así que esos fueron algunos de los desafíos que enfrentamos este año. ¡Sin embargo, el beneficio de verano fue un éxito!  Gracias a muchos por sus generosas donaciones y participación en el sorteo, pudimos recaudar $87,530.  $21,660 de los $87,530 fueron recaudados por la comunidad hispana en los últimos tres meses.  ¡El Beneficio de Verano ha sido un verdadero esfuerzo de la comunidad parroquial y estamos muy agradecidos por la generosidad y el sacrificio de todos los que dieron y participaron y nuestro comité trabajador!

Por ahora, continuamos nuestro camino con el Señor.