Visitar a los enfermos es una de las Obras Corporales de la Misericordia.  Tenemos voluntarios muy dedicados que visitan a los enfermos y llevan la Eucaristía a aquellos que no pueden venir a la Iglesia. Los domingos, nuestros ministros confinados en sus hogares van al Westhampton Care Center y Villa para distribuir la comunión a los residentes allí.  Mientras rotamos equipos para nuestros domingos, todavía necesitamos más voluntarios.  Si está interesado en el Ministerio para los confinados en el hogar o convertirse en un ministro eucarístico, puede llamar a la oficina parroquial para inscribirse.

Por ahora, continuamos nuestro camino con el Señor.