En los últimos años, hemos notado que la fachada del Campanario de la Iglesia se ha deteriorado. Nuestro primer temor fue con respecto a la seguridad, pero después de tener a un ingeniero a mirar, no hubo preocupaciones de que la fachada de madera se cayera de la torre.  En los últimos meses, hemos comenzado a investigar la renovación de la fachada del campanario.  Cuatro compañías presentaron ofertas y ahora estamos en el proceso de buscar la aprobación diocesana para seguir adelante con el proyecto.  Junto con la renovación del Campanario, también abordaremos un problema debajo del Rosetón, donde el agua ha entrado y dañado la pared interior.  La propuesta que buscamos es de $ 98,780.  Esperamos que el trabajo una vez comenzado tarde aproximadamente un mes en completarse. Buscaremos comenzar el proyecto después de Pascua.  No ejecutaremos una campaña de capital para este proyecto, utilizaremos reservas para completar el proyecto.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.