Este domingo celebramos la Fiesta de Todos los Santos.  Es una fiesta importante de la Iglesia ya que celebra a todos los santos de Dios, tanto canonizados como no canonizados.  La Comunión de los Santos es una poderosa intercesión ante Dios.  Nos dan modelos de fe para vivir.  Esa es una de las razones por las que San Juan Pablo II canonizó a tantos santos durante su pontificado.  El lunes es el Día de los Difuntos, donde recordamos a todos los que nos han precedido.  Comenzamos nuestra Novena de Todos los Difuntos el lunes y oraremos por todos nuestros seres queridos que nos han precedido.  Si desea recordar a su ser querido, complete un sobre y colóquelo en la canasta o déjelo en la oficina. Desafortunadamente con la pandemia y la capacidad reducida, no podemos hacer nuestra Misa de Recuerdo anual, en la que oramos por y con aquellos que han perdido a sus seres queridos durante el año pasado.  Nuestra esperanza es que el próximo año podamos unir a esas familias cuando podamos hacer la Misa de Recuerdo.  Mientras continuamos orando por el fin de esta pandemia, confiamos en la intercesión de los santos.  ¡Todos los santos y santas ruegan por nosotros!

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.