La Pascua es un momento muy especial para la Iglesia.  En la Vigilia Pascual, normalmente bautizamos, confirmamos y damos la Primera Comunión a los adultos que nunca fueron bautizados o damos la bienvenida a la Iglesia a aquellos que han sido bautizados en otras comunidades cristianas con la Confirmación y la Primera Comunión.  En la Vigilia Pascual, el sábado pasado, bautizamos y confirmamos a dos personas y recibimos a una en la Iglesia.  Este domingo, dentro de la Octava de Pascua, bautizaremos y confirmaremos a uno y daremos la bienvenida a otro en la Iglesia.  El próximo sábado y el sábado siguiente celebraremos el Sacramento de la Confirmación con unos 50 de nuestros jóvenes.  En mayo, celebraremos las Primeras Comuniones con unos 50 de nuestros jóvenes.  En Pentecostés, confirmaremos a algunos adultos en la Misa en español.  Es una temporada de Pascua muy ocupada aquí en la Inmaculada Concepción.  Oremos por todos aquellos que recibirán los sacramentos durante este tiempo pascual.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.