En la observancia de día de memorial que reconocemos este fin de semana en este país, podemos reconocer los sacrificios de muchos para nuestra libertad. En este podemos ver el movimiento del Espíritu Santo en nuestro país. Podemos orar por nuestro Presidente y todos los líderes del país para ellos pueden estar abiertos al Espíritu Santo y pueden guiar nuestro país en la manera de paz y justicia.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.