A medida que disminuimos la velocidad de apertura y se levantan las restricciones, los diversos ministerios de la iglesia están volviendo a estar en servicio. Si es lector, ministro de la Eucaristía, ministro de los confinados al hogar y le gustaría comenzar de nuevo, comuníquese con la oficina parroquial. Pronto también intentaremos poner en marcha los monaguillos. Si está interesado en convertirse en Lector, Ministro Eucarístico o Ministro para los Confinados en el Hogar, puede comunicarse con la Oficina Parroquial y nos comunicaremos con usted una vez que se haya programado un Entrenamiento Diocesano. Todos los voluntarios deben haber participado en la capacitación Virtus y en la investigación de antecedentes.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.