El lunes 21 de junio comenzaremos nuestro proyecto de campanario.  Durante este tiempo, se erigirá una cerca alrededor de la torre y andamios para mantener a todos a salvo. La Iglesia seguirá abierta y las misas de las 8 de la mañana continuarán como normal.  Hasta ahora, algunos feligreses han donado generosamente alrededor de $38,000 para nuestros proyectos.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.