A medida que regresamos lentamente del cierre debido a la pandemia, y más y más personas regresan a misa, todavía estamos viendo una disminución significativa en las recolecciones del domingo.  Si bien lo hemos experimentado durante todo el año, el verano es normalmente una época en la que podemos compensar las colecciones más pequeñas en el invierno.  Actualmente, estamos $17,000 menos que el año pasado.  Las colecciones dominicales son una fuente principal de financiación.  Si bien hemos realizado algunas recaudaciones de fondos e incluso si tuviéramos que cumplir nuestra meta de la Campaña de Ministerios Católicos y recibir aproximadamente un reembolso de $12,000, todavía estamos significativamente más bajos.  Actualmente hemos prometido $27,750.18 de una meta de $62,800.00 con respecto a la Campaña de Ministerios Católicos.  Hemos recortado muchos costos y gastos y hemos visto ahorros significativos.  Sin embargo, todavía tenemos que pagar a los empleados, los servicios públicos y el mantenimiento que hacen que una parroquia funcione.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.