Este año, el 25 de julio, se celebra como el Día Mundial de los Abuelos y los ancianos.  Es un día para celebrar a nuestros abuelos y a los ancianos.  Celebrando su trabajo, su sabiduría, su amor y su presencia en nuestras vidas.  Es una oportunidad para agradecer a Dios por ellos en nuestras vidas y el impacto que han tenido en la vida de nuestra familia.  La Oficina de Vida Humana, Familia, y Bioética del Centro de la Diócesis de Rockville ha diseñado un nuevo sitio web con recursos para celebrar el día con abuelos y nietos.  Puede visitar www.catholicgenerations.com.  Tiene una serie de actividades basadas en la fe. Por eso hoy damos gracias de manera especial a nuestros abuelos por su amor y apoyo y la fe que nos han transmitido.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.