Desde el comienzo de la pandemia, nos hemos abstenido de compartir el Signo de la Paz entre nosotros.  Con el aumento de las tasas de vacunación y la relajación continua de las restricciones, ahora podemos compartir el Signo de la Paz.  Si bien puede compartir una Señal de paz física con sus seres queridos a su alrededor, en este momento se puede compartir un simple saludo o un guiño a quienes le rodean y que no son miembros de su familia.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.