¡Esperamos que haya tenido algo de tiempo para descansar y relajarse en los meses de verano en nuestra hermosa parroquia!  ¡Esta semana estoy en un retiro para recargar las baterías espirituales!  La belleza de nuestro entorno puede permitirnos ver la belleza de la creación de Dios.  Podemos considerar el verano como una época de descanso y relajación y quizás un poco de reflexión.  Podrías reflexionar sobre todas las bendiciones de Dios que te han sido otorgadas mientras disfrutas este verano.

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.