La parrillada parroquial del sábado pasado fue un éxito rotundo, ya que se convirtió en el primer gran evento social parroquial desde que comenzó la pandemia.  Gracias a los Caballeros de Colón que ayudaron a preparar y servir la parrillada.  Gracias a Patty Conroy y John Peter Bottke, quienes una vez más dirigieron nuestro pedido, preparación y cocción de la comida.  Gracias a todos los que asistieron, fue una gran participación!

Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.