Como mencionamos la semana pasada, este martes es el Día de Todos los Santos y el miércoles es el Día de los Difuntos. Estos dos días combinados con nuestra Novena de Misas de Todos los Difuntos nos alientan a recordar a nuestros seres queridos que nos han precedido.  Oramos por los que están en el cielo y los que van camino al cielo, que están en el purgatorio.  Nuestras oraciones ayudan a guiarlos al cielo y también nos unen a ellos.  Estamos conectados con ellos de una manera especial en la Misa cuando rezamos el Santo Santo y la Plegaria Eucarística.  Oramos constantemente con y por nuestros familiares y amigos fallecidos.  También destaca su intercesión en el cielo por nosotros.  Nuestra Misa Anual de Recordación será el sábado 5 de noviembre a las 12 del mediodía en la Iglesia.  Por ahora continuamos nuestro camino con el Señor.